domingo, 13 de junio de 2010

Nada.



   Tras varios meses sin ni siquiera abrir aquel cuaderno de tapas negras, allá volví a rasguear el papel una noche más con lo mismo que decir de siempre: nada. ¡Pero eso sí, con la mejor letra posible! Que al menos fuera una nada cómoda para la vista.



   Escrito en un tiempo pasado en el que yo era lo mismo que mis escritos. ¡Cuantas noches sin dejar que me consumieran los demonios de la literatura!
Safe Creative #1006136577774

No hay comentarios: