domingo, 30 de agosto de 2009

Diario del centinela, capítulo VIII: De nuevo en el infierno.


Está visto que no hay manera de librarme, que soy un pupas de mucho cuidado. En este caso, una vez librado de mi propio infierno y rehabilitado en mi puesto en la Puerta Este me dieron unos días de asueto. Había llegado un tiempo de calma tras la tempestad y vieron apropiado que los que más nos habíamos esforzado respirásemos tranquilos. Me marché a una ciudad a varios días de camino de la mía, me dio por perderme durante unos días por sus callejas, ver caras nuevas, subir a sus castillos y revisar sus defensas (deformación profesional). Ojalá me hubiese quedado allí...

Al regresar me topé con un infierno personal, o más bien familiar, que ya me intuía, pero que esperaba que no se hiciera realidad. A mi padre le cerraban la taberna, por decreto, por no decir por cojones, por simple deseo de algún estúpido gobernante que ha decidido expropiar una parcela entera, expulsar a los que viven y/o trabajan allí, destruir los edificios y construirse un palacio. Por suerte mi padre no vive allí, aún tiene una casa en la que seguir viviendo. Aunque el cierre de un negocio no es un problema tan grave como para llamarlo infierno, pero tampoco citaré los detalles en toda su extensión por no hacerle más daño a mi padre del que ya ha pasado y sigue pasando. Diré tan solo que mi padre está en su casa, sintiéndose la persona más inútil del mundo, sin recursos para abrir un nuevo negocio y creyéndose demasiado mayor como para que le contrate alguien, aunque yo pienso lo contrario. El caso es que aquella taberna era su vida, y aunque todos simplemente piensan que se le han arrebatado de las manos, yo veo que se le han arrebatado del corazón, le han arrancado el corazón sin la más mínima compasión.

Estoy en un infierno ajeno (que es infinitamente peor que estar en uno propio), ocupándome de ciertos asuntos, hablando con mi capitán que en algo puede ayudarme, sobre todo con consejos estupendos, y proporcionando parte de mi paga de soldado hasta que se vea que se puede hacer con mi familia y su destino. Mañana me reincorporo a mi puesto, esperando estar lo suficientemente concentrado para ello. Pasado comienza septiembre, se acerca el final del primer plazo, se acercan tres nueves y la duda de si habrá palabras heridas o tan solo silencio ese día que está tan pronto por llegar.

____
Hoy no hay poema en esta entrada de Diario del centinela, no estoy por la labor ni de humor, no tengo ningún verso del que ir tirando e improvisar algo. Si haré una pequeña nota que se sale del contexto medieval de este diario. Mi ciudad, Sevilla, está muriendo por culpa de un puñado de políticos, socios minoritarios de gobierno en el ayuntamiento (no voy a decir que partido pues ya he dado las pistas suficientes) que está destrozando la ciudad a base de obras que repercuten como beneficios en sus empresas. El 30% de los negocios en las zonas en obras han cerrado, aumentando las cifras del paro que ya superan los cuatro millones en España. Cuando las obras terminen los que estén trabajando en las obras se unirán en el INEM a las familias que se han quedado en sin trabajo por culpa de la falta de escrupulos de un puñado de desalmados. Es triste ver como una ciudad muere, es algo que nunca habría imaginado que me tocaría presenciar. Cada vez menos coches, menos tiendas abiertas, menos gente paseando por sus calles, y los mismos cuatro ciclistas invadiendo las aceras y molestando a los peatones. Lo único que se puede hacer es emigrar o esperar a que haya un cambio de gobierno y entre alguien con las pelotas o los ovarios suficientes como para dejarlo todo como estaba. Eso ya no solucionará nada en el caso de las familias que nos hemos visto afectadas, pero no me gustaría tener que entonar un réquiem por esta ciudad. No me hago muchas esperanzas. Tenemos los gobernantes que nos merecemos, y las próximas elecciones los de siempre volverán a votar a los de siempre, aunque en el fondo espero equivocarme. A nadie le gusta equivocarse pero, al igual que en otras muchas cosas, yo soy la excepción que confirma la regla.
Safe Creative #1004015887211

jueves, 27 de agosto de 2009

Venga el mundo todo

Venga el mundo todo

Venga el mundo todo
con su peso sobre mi espalda,
venga una cruz si le place
a hacerme hincar la rodilla,
o un muro a embestirme,
venga otro sueño roto
o un sanguinario artillero
a arrearle cañonazos a mis arcoiris,
venga la traicionera, el hipócrita
y otra desalmada embustera,
venga lo que venga y los que vengan,
no me moverán de mi puesto.

26-8-2009
Safe Creative #1004015887228

Una traducción de Rise



VERSIÓN ORIGINAL RUSO-INGLÉS

I'm a soldier, znachit ya
I otvyetchik i sud'ya
Ya stoyu na dvukh kontsakh ognya
Ogibaya virazhi, obgonyaya smyert' i zhizn'
Ya byegu srazit'sya s tyen'yu lzhi

skol'ko b nityey nye plyol obman
pokazhyet lik svyeta istina

*Save your tears
for the day
when our pain is far behind
on your feet
come with me
we are soldiers stand or die

Save your fears
take your place
save them for the judgement day
fast and free
follow me
time to make the sacrifice
we rise or fall

I'm a soldier, born to stand
in this waking hell I am
witnessing more than I can compute

pray myself we don't forget
lies, betrayed and the oppressed
please give me the strength to be the truth

people facing the fire together
if we don't, we'll lose all we have found

*repeat

Za myechtoyu nakray propasti
Lish' tol'ko tak mozhno mir spasti

Ty nye plach',
Slyozy spryach',
Ved' nastanyet novyy den'
Tvoy ogon'
Sogryevat'
Budyet tysyachi syerdets
A syeychas podnimis'
Spryach' podal'shye bol' i strakh
Pobyedit tot, kto prav
Znay, chto vsyo v tvoikh rukakh

*repeat



TRADUCCIÓN AL INGLÉS

I'm a soldier, meaning that I'm
Both the defendent and the judge
I'm standing on both sides of the fire
Moving along curves, overtaking death and life
I'm running to battle with the shadow of a lie

No matter how many threads deception would weave
Truth will show its face of light

*Save your tears
for the day
when our pain is far behind
on your feet
come with me
we are soldiers stand or die

Save your fears
take your place
save them for the judgement day
fast and free
follow me
time to make the sacrifice
we rise or fall

I'm a soldier, born to stand
in this waking hell I am
witnessing more than I can compute

pray myself we don't forget
lies, betrayed and the oppressed
please give me the strength to be the truth

people facing the fire together
if we don't, we'll lose all we have found

*repeat

After a dream to the edge of a chasm
Only that way can the world be saved

Don't you cry,
Hide the tears,
Because a new day will begin
Your fire
Will warm
Thousands of hearts
And now rise
Tuck away the pain and fear
The one who's right will win
Know that everything is in your hands

*repeat



TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL

Soy un soldado, luego soy
el abogado y el juez
estoy a ambos lados del fuego
avanzando entre curvas, superando la muerte y la vida
corro a luchar contra la sombra de una mentira

No importa cuantos hilos el engaño pueda tejer
la verdad mostrará su cara de luz

*Ahorra tus lágrimas
para el día
en que el dolor esté bien atrás
bajo tus pies
ven conmigo
somos soldados, aguantamos o morimos

Ahórrate tus miedos
ocupa tu lugar
ahórralos para el día del juicio
rápido y libre
sígueme
es hora de hacer el sacrificio
nos alzamos o caemos

Soy un soldado, nacido para aguantar
en este naciente infierno en el que estoy
presenciando más de lo que puedo asimilar

rezo para que no olvidemos
las mentiras, los traicionados y los oprimidos
por favor dame la fuerza para ser la verdad

la gente enfrenta al fuego juntos
si no lo hacemos, perderemos todo lo que hemos hallado

*repetición de estribillo

Tras un sueño al borde del abismo
solo de ese modo podrá el mundo ser salvado

No llores,
oculta las lágrimas,
pues un nuevo día comenzará
tu fuego
calentará
miles de corazones
y ahora álzate
guarda el dolor y el miedo
el justo vencerá
todo está en tus manos

*repetición de estribillo

martes, 18 de agosto de 2009

Contrastes.

Contrastes

A mi los poemas me gustan
como las mujeres, con curvas,
con contrastes, claroscuros y altibajos.
A mí, que me lleguen,
y me vuelvan loco de remate
con su simple luminosidad
y su caótica sombra en cada verso.
No me van los poemas planos
aburridos, monótonos, monócromos,
con tendencia al olvido,
causantes de bostezos
y de parpados en caída libre.
¡Que griten!
Que estalle en ellos los colores,
que me llenen por completo
o me vacíen en forma de lágrimas,
pero sobre todo, y ahí soy intransigente,
que siempre,
en algun momento,
¡el que sea!...
me susurren cómplices al oído...

12-7-2009
Safe Creative #1004015887235

lunes, 17 de agosto de 2009

Apuntes de Historia

Leyendo Introducción al estudio de la historia de Josep Fontana (editorial Crítica, colección nuevos instrumentos universitarios) durante mi viaje a Barcelona me he topado con varios fragmentos que me han llamado la atención. Os los reproduzco:
___
El debilitamiento del control efectivo de las iglesias en el terreno de la moral dio prominencia a las normas higiénico-morales expresadas por los médicos, que formarían una moral laica que respondía a motivaciones sociales convencionales y tenía poco que ver con la ciencia. En 1758 un médico de Lausana, Tissot, publicaba Onanismo. Tratado de los desórdenes producidos por la masturbación, un libro que tendría un éxito espectacular. De acuerdo con las ideas de Tissot, los médicos atribuyeron a la masturbación todas las enfermedades imaginables: tuberculosis, impotencia, imbecilidad, catalepsia y, sobre todo, la locura. Sabemos de muchos niños y niñas a los que, siguiendo consejos médicos, se les hacía dormir con camisa de fuerza o encadenados para que no se masturbaran; en el siglo XIX reaparecerían los cinturones metálicos de castidad, ahora de uso infantil (en 1930 todavía se vendían, algunos con un aparato eléctrico), y se llegaron a someter a las criaturas a la clitoridectomía (ablación quirúrgica del clítoris), la enervación de los genitales o la castración.

_____
La mortalidad de los hijos era mucho más elevada que la de las madres: casi la mitad de los nacidos moría antes de cumplir quince años. Cuando los niños nacían, las comadronas les arreglaban la cabeza o la nariz presionándolas con las manos. No había ninguna medida higiénica. Sabemos, por ejemplo, cómo cuidaba el médico real al príncipe que había de convertirse en Luis XIII de Francia: a los dos meses del nacimiento se le frotó la frente y la cara con mantequilla y aceite; a los cinco años de edad le lavaron las piernas por primera vez con agua tibia; pero no le bañaron por completo hasta los siete años. Si esto se hacía con los hijos de los reyes, cuidados por médicos especialmente asignados, puede imaginarse cuál era la higiene con que se atendía a los demás niños.

_____
Todo esto nos permite avanzar una reflexión sobre el problema Europa-África y sobre los miedos a la inmigración que se desarrollan en nuestra sociedad. El remedio no reside en poner barreras y construir murallas, sino en ayudar a nuestros vecinos del sur a ser menos pobres. Lo cual no se consigue con ayuda económica -o por lo menos con los volúmenes de ayuda económica que hoy les proporcionamos-, sino que tiene que ver también cno la forma en que están organizadas estas sociedades. La mayoría de los países africanos con demografías explosivas no sólo son pobres, sino que padecen regímenes dictatoriales, monarquías corrompidas o gobiernos pretendidamente modernizadores pero ineficaces y represivos. Y lo malo es que, por intereses políticos y económicos complejos, a los políticos de los países desarrollados les conviene precisamente este tipo de gobiernos corruptos, que les parece la única garantía contra las amenazas "revolucionarias" a sus intereses. Se puede comprobar, por ejemplo, que el hecho de que un gobierno haya sido denunciado por practicar la tortura no hace que lo excluya de la ayuda económica internacional: un gobierno que tortura merece confianza por lo que se refiere a su capacidad de hacer observar las reglas del juego que garantizan el respeto de las propiedades extranjeras y el pago de las deudas.
El problema de la pobreza de los africanos no se resuelve enviándoles conservas y medicamentos para evitar que mueran, sino consiguiendo que vivan mejor. Y hay que pensar que sino se consigue que tengan unas expectativas mínimas de subsistencia, seguirán llamando a la puerta de nuestras casas o entrando por la ventana. Sólo se quedarán en África si se consigue que vivan mejor. Será entonces también, cuando tengan un futuro esperanzador para sus hijos, cuando su fertilidad disminuirá.
La lección final que podríamos deducir es una de las más universales, y más olvidadas, que nos enseña la historia: tan sólo la solidaridad puede resolver los grandes problemas de los hombres. O nos salvamos juntos, o nos perdemos todos.

_______
La implantación de la agricultura ha sido, al parecer, un acontecimiento complejo y dramático. El paso de la vida de cazador- recolector a la de agricultor-ganadero no ha implicado una mejora, ya que ha entrañado un empeoramiento de la calidad de la vida humana y ha determinado la aparición de nuevas enfermedades, una existencia más corta y tal vez un incremento de la violencia, como consecuencia de la apropiación de la tierra y de la necesidad de defenderla. Se ha llegado a decir que la agricultura ha sido "la peor equivocación de la historia de la especie humana." Ha sido, en todo caso, una equivocación inevitable, vinculada a los cambios climáticos que se produjeron al final de la última glaciación.

______
Con la agricultura apareció también en el Próximo oriente el alcohol. Las primeras bebidas deben haber procedido de la fermentación de los dátiles; después han surgido la cerveza, producida a partir de la cebada, el vino y, en las tierras del norte de Europa, el aguamiel fermentado. Estas bebidas, que substituían a otros intoxicantes usados desde la prehistoria, como el opio y los derivados del cáñamo, se difundieron con la agricultura y acabaron constituyendo un elemento característico de la civilización europea.

______
Un caso especial de barco de guerra gigante fue el que hizo constuir Ptolomeo IV de Egipto: era de 127 m de largo (eslora), 17 de ancho (manga) y 22 de altura (puntal). Parece que era de doble casco y se dice que necesitaba 4.000 remeros (a razón de cinco a ocho por cada remo) y 2.850 marineros para manejarlo. Era dificilísmo de maniobrar, de manera que permaneció amarrado en el puerto y nunca hizo servicio activo: era una especie de arma de disuasión.

______
En el paso del antiguo al nuevo régimen cambiaron la naturaleza del derecho penal (a partir de la influencia ejercida por la obra de Beccaria Dei delitti e delle pene, 1764) y de la carcel. Se consideró que se debía establecer una relación fija y declarada entre los delitos y las penas que los castigaban, y que la reclusión debía cumplir una función educativa y correctora. La nueva prisión era adminitrada por funcionarios a sueldo del estado, estaba cerrada y prentedía mantener a los reclusos constantemente vigilados: de ahí los proyectos de "panópticon" o prisiones modelo radiales, en las que desde el centro de podía vigilar todo. Para evitar la corrupción de los más jóvenes -en 1872 encontramos en Inglaterra a un niño de doce años condenado a un mes de trabajos forzados por haber robado dos conejos- los presos deberían quedar totalmente aislados. Un aislamiento que se reforzaba con el silencio a que se les obligaba, con las separaciones que impedía que se vieran, y con las máscaras que les obligaban a llevar para que no se reconocieran en los escasos momentos en que estaban juntos. El trabajo forzado llegaría ahora su extremo más inhumano con la rueda, que se hacía girar con los pies, a un ritmo de cincuenta pasos por minuto, hasta diez horas diarias, en turnos de veinte minutos de trabajo seguidos de otros veinte de reposo. A veces la rueda servía para moler grano o para subir agua, pero la mayoría de las veces "molía el aire", y se consideraba que su misma inutilidad aumentaba su naturaleza de castigo, y por la misma razón, su función educativa. Estas cárceles educadoras habían sido creadas por la insistencia del humanitarismo, pero su resultado, en lugar de ser el de preparar a los hombres para se reintegraran a la disciplina de la fábrica, fue con mucha frecuencia la locura.

...

Mario Benedetti - Táctica y Estrategia.





Táctica y estrategia


Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé como ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

viernes, 14 de agosto de 2009

Tiempo.

Tiempo

Inexorable el cuarzo
marcará el ritmo
de los segundos, minutos, horas,
días, semanas, meses...
su monótono monólogo
de molestos momentos,
hasta que paren las agujas,
no por falta de pilas, de cuerda
o rotura de algún engranaje.
No, se parará de forma natural
marcando las muerte en punto.
El tiempo habrá cerrado las heridas,
limpiado las mentiras
y la sucia, indecente,
indecorosa y vergonzosa verdad
te devolverá el golpe,
poniéndonos a cada uno
donde debemos estar.

12-8-2009 Barcelona
Safe Creative #1004015887259

jueves, 13 de agosto de 2009

Fragmento de un viaje.

Que alegría de viaje, que bien empezaba. Aquel tren no era lo que había sido cinco años atrás, era el súmmum, o la puta hostia para los que no sepan latín. De hecho, juraría que no era el mismo tren, una remodelación de ese calibre habría sido más cara que un tren nuevo, o como se dice en mi tierra, habría salido más caro el collar que el perro.

Regresaba a mi vagón desde la cafetería, donde mi cartera negra era ahora roja de la puñalada que me habían dado, aunque yo había aceptado ese precio, así que podría decirse que más que regresar de la cafetería venía de hacerme el harakiri. Serpenteé de un lado para otro mientras cruzaba siete vagones de coches cama (no es que hubiera bebido nada, es que cada vagón se cruza por un lado distinto), alucinando por su aspecto y su olor a nuevo y a limpio. Me paré en un servicio a mitad de camino y observé fascinado sus dimensiones, tales que podrían dormir dos personas en su suelo, sacos de dormir incluidos. Llegué finalmente a mi vagón, el 17, abrí la puerta y el olor a humanidad me sacudió en pleno rostrum, más especificamente en la pituitaria amarilla, ya sabes entrando por las fosas nasales, pues todo recto hacia arriba. Solo había seis personas, ni una cuarta parte del vagón, pero tenía que ser precisamente el mío el que oliera a leonera, aunque a los dos segundos dejé de darle importancia, mi olfato tiene gran capacidad de adaptación. Me llamaba más la atención que estuvieran las luces apagadas (salvo las de emergencia) y el aire acondicionado, aunque de eso último no me di cuenta hasta que se volvió a encender todo minutos después. Me gustaba el ambiente en penumbra y el acogedor silencio, y pensaba que sería un gustazo escribir luego inmerso en una atmósfera semejante.

Mientras regresaba la luz me fijé en el letrero de la puerta "butaca gran confort". Al igual que hace cinco años, había decidido viajar de la más económica (e incómoda) manera posible, once horas de trayecto en una butaca, atravesando el país y la noche, pero esta vez era muy distinto. Mientras la antigua "butaca gran confort" era un trasto de hierro de los años setenta (o esa edad le echaba yo) incapaz de reclinarse más de dos centímetros, esta era un señor butacón con multitud de botones para ajustar la inclinación del asiento y del reposapies. Seguía sin poderse viajar en horizontal, pero poco le faltaba y menos aún necesitaba yo para poder dormir. Comparado con entonces era como pasar de viajar en tercera a la zona VIP. También tenía un par de enchufes y la consabida toma de auriculares. Conecté los que venían de regalo y revisé las cadenas. Seis emisoras y ninguna con heavy metal, ¡que cutre! Menos mal que la de música clásica dio paso al jazz y una dulce, femenina voz de ángel me endulzó los oídos. Al rato volvió la clásica y conecté los auriculares a mi móvil, a disfrutar las golosinas musicales que suelo llevar conmigo.

Apareció un empleado para avisarnos que estaríamos parados cuatro horas en Ciudad Real, llegaríamos media hora tarde a Barcelona y apagarían las luces en breve. Le agradecí los avisos y saqué el libro "Introducción al estudio de la Historia" de Josep Fontana. Lo tenía empezado y quería terminarlo en aquel viaje, aunque lo veía difícil, pues últimamente prefería malgastar o invertir mi tiempo (el tiempo mismo decidirá la palabra adecudada) en la escritura más que en la lectura.

Las luces se apagaron al poco de terminar el capítulo sobre relaciones sociales que Fontana había perfectamente rematado con un "o nos salvamos juntos o nos perdemos todos". Me quedé bastante pensativo y en penumbras. Encendí la luz mural de mi asiento, saqué el cuaderno y empecé a escribir, aprovechando que por tercera vez estábamos parados. Estas líneas las manuscribí a 194 kilómetros por hora y he de agradecer que el cuaderno tuviera cuadrícula, pues no quiero no imaginar lo torcidas que podrían haber salido.

Es curioso el momento en el que narras lo que está pasando en ese momento. Hasta ahora he escrito lo que me ha acontecido en la última hora y media, pero he llegado en mi escritura al presente, y ello me obliga a realizar alguna acción aparte de la de escribir para proseguir con la narración, a divagar estúpidamente como estoy haciendo ahora o a inventarme unos hechos, como decir que está pasando un elefante rosa por el pasillo, pero esto último sería demasiado verosimil. Mejor hago algo  o cierro la narración.

Me incorporo y miro a mi alrededor. Falta gente. A pesar de la concentración puesta en la escritura he notado cierto trasiego de personal, a los que supongo en el matad... vagón cafetería. Los presentes duermen todos sin excepción. El de la última fila duerme con la luz encendida, como un niño. Creo que me uniré a ellos, guardaré los trastos, me pondré los tapones de dormir marca acm... renfe, apagaré la luz, inclinaré al máximo mi "butaca gran confort" y cerraré los ojos. Al abrirlos será de día y Barcelona.

Bona nit...
Safe Creative #1004015887303