martes, 29 de noviembre de 2011

Límites

            Límites

            He cruzado demasiadas líneas rojas,
tantas
que has tenido que volver
a morir por mi.


            ¿Y todo para qué?
No hay misterios ni tesoros
en ninguno de los nueve círculos,
tan sólo fascinantes, tentadoras
luces de neón tras la que se oculta ¡nada!
Si acaso el temerario riesgo sin pavor
del borde de algún abismo.

            Ha sido un viaje en balde
que no lamento.
Lo malo ha sido verte morir de nuevo.
Lo peor,
esta sensación amarga
de que incluso tu primera muerte fue en vano.


            29-3-2011
Safe Creative #1103308845829

lunes, 14 de noviembre de 2011

Mi primera vez en EBE.

Alex Ruiz en EBE11
¡Al fin! Tras un par de años en las listas de (des)espera del EBE (Evento Blog España) he podido asistir. He tenido que esperar a su periodo de madurez, a que el evento en si rebosara y tuviera que crecer o morir.

Para este EBE 2011 se precisó un cambio en escenario, a habida cuenta de que las instalaciones del Hotel Barceló se habían quedado muy pequeñas. Se ha realizado del 11 al 13 de noviembre en el Pabellón del Futuro, también en la Isla de la Cartuja, acá en Sevilla. Probablemente no se haya podido elegir un enclave mejor para el EBE.

Como dice su lema, ha sido un EBE de cambios, gracias a los cuales he podido asistir. La mayor queja ha sido que ha sido el primer EBE de pago (15 € por asistente), pero desde el principio no me pareció caro, me pareció justo más tras lo siguiente:

BOTÍN ADQUIRIDO Y CONSUMIDO
- 2 camisetas de NOD32 (imaginando la cara que van a poner en el curro mañana).
- 1 libro de José Carlos León "Gurú lo serás tú - Cómo sobrevivir al mundo 2.0"
- 1 libro + 1 dvd de "Monólogos móviles - Mensajes, llamadas perdidas... y humor."
- 1 paquete de café molido Saimaza natural + 1 otro paquete de café molido Saimaza descafeinado (para mi madre que es cafefílica como yo pero no puede tomar cafeina).
- 2 botellas de a 1 litro de Limon&Nada con hierbabuena (el del medio en la foto).
- 4 cafés tomados entre sábado y domingo (el viernes no pude asistir, curro y sesión fotográfica posterior).
- 1 Coca-Cola.
- 1 mazapán.

Creo que el precio de lo anteriormente listado supera con creces el coste de la entrada. A ello hay que sumarle las posibilidades de ganar, por ejemplo, un lector de ebooks en los concursos del sábado, y, sobre todo, el poder asistir a las charlas, ponencias, debates, talleres, etc.

Describo mi experiencia en EBE.
Sábado 12:
- A las 11 se iniciaba la sesión con #Españoles en el mundo. Como le tenía mucho cariño a mi almohada esa mañana pues me levanté tarde y llegué justo cuando estaban terminando, justo a tiempo para el Coffee break (perfect timing ^.^). Lo único de esta charla que los asistentes parecían recordar es que @aormaechea y @ivalverde están muy buenas.

- Tras un cafelazo rápido y tras haber sólo localizado una cara amiga (@luisrull, muy ocupado atendiendo a los medios) me adentré en la Paralela I para asistir a #SocialCRM: el nuevo trato con los clientes. Encontré un buen sitio en una mesa en la quinta fila y allí me planté con mi portátil presto a twittear y tomar fotos con el objetivo de 55-200. Tras unas cuantas fotos desistí (mal ángulo, excesiva distancia, insuficiente luz en el escenario) y me centré en los mensajes que me llegaban desde Twitter y en el debate. A los pocos minutos un @Macnelus salvaje apareció y le dije que tenía una silla libre al lado mía. Seguimos el resto del debate twitteando cada uno por su lado, él con su smartphone con 3G y yo con mi portátil con el wifi, compartiendo risas y comentando algunos de los mensajes que nos iban apareciendo relacionados con el evento. A los pocos minutos mi sentido @Tecn1c0 se activó. A mi derecha alguien se peleaba con su portátil, un I7... ¡de marca MSI! Horreur... No había manera de que saliera a Internet, ni por el wifi del propio portátil ni haciendo tethering con su smartphone. Misión imposible. Le eché una mano pero no había nada que pudiera hacer. Más tarde descubrí porqué.

- Acabado el debate y tras haberme aclarado varias dudas que traía de casa sobre #SocialCRM nos fuimos a hacernos la foto de familia en el Plenario. La enlazaría acá pero aún no está disponible, espero que no tarden mucho porque ardo en deseos de verla. Antes de ir a casa hablé con @Macnelus el plan de la tarde. No sabía por donde empezar y acabó convenciéndome de que fuera primero al taller avanzado de WordPress de @bi0xid. De Wordpress no tengo ni papa, pero alguna idea me daría, así que acepté y me largué a zampar.



- Ya por la tarde me fui directo a Paralela I para el taller de #Wordpress. Mi portátil había estado funcionando con batería durante la mañana y necesitaba una mesa que tuviese acceso a enchufe. Había varias, pero mira por donde todos los sitios estaban ocupados, de 1 en 1, de 2 en 2, ¡hasta de 6 en 6! Ya me dio igual y pensé en sentarme en cualquier mesa y que la batería aguantase lo que pudiera, pero nada, todo reservado. Del cabreo que pillé por tan tremenda falta de educación y civismo (¿cómo se puede permitir que dos personas ocupen ocho asientos?) opté por largarme el Plenario a escuchar ¿Qué #democracia queremos y cómo implantarla?

- Nada más llegar me subió otra vez la temperatura. Para un taller de #Wordpress lleno absoluto, pero para escuchar sobre el futuro de la #democracia cuatro gatos (miau). Enchufé el portátil y me puse a enfriar mientras a alguna invitada la ponían a parir en los tweets por su participación en el twitter del Parlamento Europeo. Uf, la tarde se estaba enmierdando tanto que yo miraba de vez en cuando a la puerta a vez si alguien traía un ambientador de pino u objeto análogo para aliviar el tufo imperante. Mientras tanto descubrí en Facebook que @SilviaRuizGil (una vieja amiga de la universidad) estaba en el taller de #Wordpress. Le di mi localización (tres sillas a la derecha del cámara, cuarta fila) y se acercó a saludarme. Fue toda una alegría verla. Es todo un regocijo comprobar que el tiempo y la distancia no son capaces de destrozarlo todo. Me chivó que el taller de #Wordpress de avanzado = 0 patatero. Se quedó conmigo el resto de charla de #democracia mientras @Macnelus me preguntaba donde me había metido.

- Tras la charla de #democracia, que me dejó un poco frío en todos los sentidos, pero contento por la compañía, me quedé para #Ciencia e inconsciencia. Silvia regresó a Paralela I con sus compañeras de Studio Ideas. Para entonces ya había descubierto que el problema de conexión del chaval de por la mañana no era un incidente local, sino que cuando se alcanzaba una masa críticas de asistentes conectados, ambas redes, wifi y 3G, se colapsaban y dejaban de funcionar correctamente (hasta que algunos asistentes se cansaban, apagaban sus equipos y la red volvía a funcionar para los inasequibles al desaliento que no lo habíamos hecho). La charla el monólogo de #Ciencia e inconsciencia fue realmente divertido. Entre varias patrañas que ya conociamos (las power balance, el tarot, etc.) estuvo presente la homeopatía. @lagamez no dudó en soplarse una caja entera de somniferos homeopáticos con agua, unas 40 pastillas así a botepronto. Salió de su suicidio homeopático tan sólo con un muy mal sabor de boca y con algunas críticas, entre ellas que un escéptico al 110% no convence y que abusa de la palabra "gilipollas". Críticas que comparto, pero bueno, ya le llegará su ración de karma... Por lo pronto me ayudó reírme para terminar de relajarme.

- Mientras me tomaba un café y trataba de localizar a @SilviaRuizGil, @rhoml, un amigo de Madrid a quien no tenía el gusto de haber desvirtualizado me estaba buscando. Por desgracia no pude ver sus tweets hasta tener de nuevo el portátil operativo, cosa que hice en Paralela I, Gestión de #comunidades: no es oro todo lo que reluce. Mientras esperaba llegó Rhommel con un amigo, Nicola si no recuerdo mal, y charlamos animadamente. Como andaban indecisos al final se quedaron en la charla. @Macnelus también apareció y se unió a la fiesta, ¡y menos mal! La charla fue un continuo "me aburro" twitteado de ida y vuelta. El ponente tenía una hora y se ventiló el tema en media hora. ¿Y ahora qué hacemos el resto de la media hora? Pues a resolver preguntas. Me huele a que hubo tongo y más de una pregunta (y más de siete) estaba preparada, porque ningún turno de preguntas duró más de cinco minutos en todos los actos a los que asistí, y esté duró su buena media hora. Al poco tiempo muchos vieron que aquello estaba más frío que Walt Disney y se fueron marchando, algo que agradecí porqué alivió la red wifi y me permitió volver a usar Tweetdeck.

- Del penúltimo acto del día no hablaré nada, ¿Cómo lanzar un proyecto web #multiplataforma?, puesto que no cabíamos todos en el Plenario y por venir de Paralela I me tocó atrás del todo y sentado en el suelo para poder apoyar el portátil sobre las piernas. La wifi, obviamente, estaba totalmente colapsada. Si hablaré de la última parte, la de los concursos y diversión, iniciada con un curioso desfile de soldados clon de la Guerra de las Galaxias. Hablaré... pero a peor. ¡Primera pregunta a contestar por twitter!: ¿en qué universidad estuvo un año Steve Jobs? Respuesta correcta para EBE: Reed College. Respuesta realmente correcta: ninguna, Steve Jobs sólo estuvo seis meses en Reed. Álex 1 - Concursos EBE 0. ¡Segunda pregunta! ¿En qué ciudad se batió el último record de 100 metros lisos? Aquí no me pude aguantar y grité desde el fondo (sin respuesta), ¿el record mundial o el olímpico? En el twitter de EBE si aparecía correctamente escrito que preguntaban por el mundial, el presentador lo había obviado. Respuesta correcta para EBE: Berlín. Respuesta realmente correcta: el masculino en Berlín, el femenino en Indianapolis. Álex 2 - Concursos EBE 0. En la época de la información es vital que la información SEA CORRECTA.

- Después de aquella tarde me despedí de la irreductible @SilviaRuizGil que había aguantado hasta el final (ni la mitad lo hicieron) y quedamos en proseguir la mañana siguiente.


Domingo 13:
- Llegar al Plenario a las 11 fue una plena desilusión. Cuatro, cuatro gatos eramos (miau). Aproveché la circunstancia para colocarme en primera fila con un buen enchufe. ¡De ahí no me iban a mover ni a tiros en toda la mañana! Al rato llegó @SilviaRuizGil también a la primera fila, y a mi izquierda @Socializat con quien intercambié tarjetas de visita y unos cuantos comentarios jocosos sobre los ponentes del día anterior. Me dio un tanto de pena el ponente, @xllinares. Venir a EBE y que en tu turno haya tan poca asistencia, sobre todo tras habérselo currado de tan colosal manera con su charla Open Government: #gobiernoabierto de verdad, colgando incluso la presentación en Slideshare para que pudiésemos verla en nuestras propias pantallas. Con respecto al tema me quedó la misma sensación que cuando me pasaron artículos en la universidad sobre Open Government. Ese tema sigue en pañales, y mientras tengamos una democracia de 3ª regional (sin ofensa a los futbolistas currantes que se dejan los hue... el alma en dicha división), un sistema político anclado en el siglo XIX en el que más del 90% de los políticos NUNCA ni siquiera leen su correo electrónico, todo esto es utópico y teórico. Ojalá... pero por ahora, NO.

- Paso muy por encima del tiempo del Coffee break con Rhommel y Silvia, presentarlos y la manera de como introduje un café en el Plenario para la compañera de Silvia (no se permitía introducir bebidas, había mucha tecnología dentro susceptible de acaba severamente jodida en caso de derrame). Me centro más en la ponencia de @sebasmuriel ¿Qué papel le queda a Europa en el mundo de la tecnología? #TechEuropa. Actitudes que no debe adoptar un ponente:
1. Empezar desde el minuto 1 haciendo publicidad descarada de la compañía en que trabaja. Para saber que trabaja en Tuenti sólo tenía que entrar en su Twitter, no me hacía falta ver el logo de Tuenti durante media hora, ni ganas que tenía.
2. Hablar sobre otras compañías que han creado redes sociales a nivel nacional sin citar a la competencia. Los ejemplos de redes sociales enfocadas a la música no decían nada. El ejemplo perfecto para comparar a Tuenti es Orkut, la mayor red social en Brasil. No la citó.
3. Distraer con la ropa. Simplemente tenía el brazo derecho escayolado, pero dado que lo tenía totalmente cubierto por la manga los asistentes nos pasamos media ponencia más pendientes de tratar de ver que escondía bajo la manga que de la ponencia en si.
4. Llevar tema. La ponencia estuvo un tanto vacía de contenido. Parecía cómo si hubiera sintonizado Telecirco y me hubiesen plantado allí un comercial. Sonriente, elocuente, pero un comercial de Tuenti al fin y al cabo tratando de venderme la moto, su nueva operadora móvil.
Menos mal que lo mejor estaba por venir.

- Propiedades intelectuales y #Leysindes en el mundo, por @josepjover, el abogado que llevó el canón a Europa. Entre otras cosas que comenté a través de la ya a esas horas saturadísima wifi del Plenario fue que me encantó cómo fue capaz de enlazar con temas planteados en las dos conferencias anteriores. Pocos, muy pocos, pueden, quieren y saben hacerlo. Se notó su maestría en el arte de la palabra, demostró el noble detalle de haber asistido no sólo para hablar como muchos (el domingo no vi a ningún ponente del sábado) sino sobre todo para escuchar. Habló sobre el (esperemos) próximamente difunto canon y la inutilidad de la actual Ley Sinde y de todas las que vendrán. Está demostrado que las leyes se adecuan tarde o temprano a la realidad y no al revés como se ha pretendido en todos estos temas de propiedad intelectual. "Arrancar es de caballos, frenar es de burros", con esa frase tan elocuente cerró. Por ponerle algún pero diré que me mosqueó cuando dijo que por primera vez estábamos asistiendo a una revolución de Ciencias, no de Letras. Me mosqueó porque la Revolucíón Científica ¿fue de Letras, seguro? Y si la revolución actual es de Ciencias, ¿qué carajo se supone que hacía yo en primera fila? (I)Letrados, ¿qué le vamos a hacer...? Se olvidó que la herramienta no sirve de nada sin la mano que la empuña. Importantes son la Red, la tecnología, las herramientas, pero aún más los contenidos, y los de Letras tenemos mucho que decir en ese punto.

- Como colofón el #putoamo, @xpectro. @rhoml me chivó por Gchat desde su sitio que ya le conocía de Bogotá. Aunque ya me haya desquitado un tanto del comentario Ciencias-Letras de la ponencia anterior, @xpectro ya lo hizo en directo con su charla Terra incógnita: cerca de la revolución. Sigo sin estar de acuerdo con el título, no estamos cerca de la revolución, estamos inmersos en ella, aunque el título fue lo de menos, dado que @xpectro lo demostró fehacientemente con cada ejemplo. Me ENCANTÓ que enfocase su charla usando la Literatura, demostrando los avances de la Literatura, los grandes atrasos en los que aún se haya y el hecho de que hay piratería (en ese y otros sectores) porque es un nicho de mercado que aún no se ha adaptado debidamente a la demanda de los consumidores. Dale calidad y buen precio a los clientes y los clientes comprarán. No les des nada, o dale precios excesivos y el cliente se esfumará. Buscará otros productos, en otros países, en la competencia, o se irá de cabeza a la piratería para satisfacer su demanda.
Me quedo sobre todo (lo tengo apuntado en mi "diario") con la frase "el problema no es la edad, sino la actitud", poniendo como ejemplo a un par de señoras bastante mayores que allí estaban, en las conferencias del EBE, twiteando como cualquiera de nosotros y poniéndose al día para seguir relacionándose con sus nietas en lugar de estar haciendo ganchillo y croquetas del cocido. Me lo grabo a fuego. Es una cuestión de actitud...


EPÍLOGO: ¡APUNTEN!
Es una cuestión de actitud, la actitud de grandes ponentes, de los voluntarios entregados al 100% en todo momento, de los técnicos en cuyo pellejo me pongo, de los organizadores que se han pasado meses removiendo cielo y tierra para convencer a patrocinadores para que EBE11 pudiera ser una realidad, ampliada y mejorada.
Es también una cuestión de actitud, la actitud de hacer una chapuza (otra según participantes de EBEs anteriores) con las redes, que en las pantallas en las que se proyectaban los tweets de los asistentes hubiese censura hacia las críticas (sólo salían tweets míos cuando lanzaba algún cumplido, mireusté), que no hubiese un meeting point (cada uno se reunía donde podía, en la puerta tal, detrás de acredictaciones, junto al stand cual...), que hubiese información incorrecta como el caso de los concursos o medios de locomoción (el viernes por la noche rondaba por allá y ejercí de caballero en brillante armadura ayudando a una damisela en apuros a encontrar un taxi fuera de la Cartuja) o confusa como el caso de que las acreditaciones estuviesen ordenadas por nombre en lugar de por apellidos (¿qué se ganaba con eso y con tener a un voluntario todo el día en la puerta indicando que se debía entrar por la izquierda en lugar de usar una simple flecha?), que hubiese participantes que no daban la talla habiendo venido claramente a escucharse a si mismos y publicitarse; y sobre todo el incivismo de muchos asistentes desde el primer minuto que estuve en EBE (a @Macnelus no le guardé la silla en #SocialCRM, estaba ocupada por un bolso, así como otras tantas sillas a mi alrededor mientras había asistentes bastante lejos del escenario y/o con pésimos ángulos de visión).

Lo dicho, una cuestión de actitud. A pesar de todas las críticas aquí descritas (más de uno se fijará sólo en ellas obviando los piropos lanzados, fijo) ha sido todo un placer y un honor estar en EBE11. Para el año que viene me lo espero más grande y mejor. Tomen nota, apunten, ¡fuego!