miércoles, 16 de noviembre de 2011

Qué es Mail Art y qué no lo es...

3 comentarios:

Teseo dijo...

Interesante uso del destructor de documentos. Tengo ganas de comprarme uno, aunque puede que el primero que haya visto sea el que aparece en este vídeo*...

Yo he abierto los sobres que me han enviado menos uno (es que el del PSOE lo he recogido esta tarde del buzón y aún no me ha dado por ahí). A ver si me hago con el aparatito, y así no hacer uso de las tijeras para estas cosas...

* Supongo que será una vídeo respuesta al de Jose, que, por cierto, se lo curró a base de bien.

Álex Ruiz Rodríguez dijo...

Hacerlo tenía que hacerlo. Toda carta que viene a mi nombre y no archivo va a la destructora, que no es plan de que alguien averigüe ningún dato mío rebuscando en la basura.

Ya que tenía que hacerlo, pues al menos con un poco de gracia, con una destructora de 19€ comprada en el Carrefour (marca Pavo), a la cual no le va el automático porqué me cargué el sistema tratando de averiguar cual el número máximo de folios que podía cargarse a la vez XD

Si, es una respuesta al vídeo de Jose.

L.N.J. dijo...

Jaja, así no voy yo a tu casa ni loca. ¡Si parece la consulta de un dentista!. Y encima no nos enseñas lo que ha pasado.

¡SOS!