viernes, 2 de abril de 2010

Palabra de Chesterton (VI)

El fanatismo no es sino la incapacidad de concebir alternativa a cualquier proposición, y nada tiene que ver con la creencia en la proposición misma. Un hombre puede estar tan seguro de algo como para dejarse quemar por ello o enfrentarse a todo el mundo y, sin embargo, no estar un solo paso más cerca de ser un fanático. Será un fanático únicamente cuando no pueda comprender que su dogma es simplemente un dogma, aunque sea una verdad.

Extraído de Lectura y locura, pág. 209, artículo El fanático, 2008, Ediciones Espuela de Plata.

No hay comentarios: