domingo, 8 de agosto de 2010

Una variación de un tema de Saray Pavón: Nones.

Variando un poco lo que decía Saray Pavón:

Pero yo lo sabía:
para sentir el calor hay que arrimar la mano al fuego,
aún a riesgo de quemarte.



Para mi suerte no se puede quemar el fuego. A mi ningún dios me hizo de barro.

No hay comentarios: