sábado, 7 de agosto de 2010

Envite de palabras.

San Andrés Cholula, banco de una plaza a las espaldas de un libertador. En la esquina más cercana había un bar, en su terraza alguien se desgañitaba tratando de cantar. Me costó reconocer "La Bamba" entre sus alaridos. Recordé la expresión "¿quién está estrangulando al gato?". Ciertamente un gato estrangulado cantaría mejor.

Miau, me despisto. El contexto es lo de menos, pero es que lo de aquel señor se merecía unas letras para el recuerdo, lo suyo era un crimen auditivo. Como iba diciendo, estaba yo en una plaza de San Andrés Cholula anotando en mi cuaderno de bolsillo posibles textos tanto para estos días en el Nuevo Mundo como para los días porvenir cuando comencé a sentirme realmente frustrado. En apenas diez minutos había anotado temas para cuatro escritos distintos, y a pesar de lo reducido del tamaño de mi libreta, había empezado a redactarlos, cambiando de un tema a otro a medida que iban surgiendo. ¿Por qué tenía que suceder esto a nueve mil kilómetros de mi escritorio? Por lo general escribo poco, o más bien no lo suficiente, y ahora que estaba allá, bien bien lejos y sin libros, cuadernos ni conexiones a Internet todas las palabras brotaban con fuerza inusitada. Como suele decirse en mi tierra, ¡a buenas horas, mangas verdes!

Nunca he creído realmente en la inspiración. Siempre he pensado que el desarrollo de cualquier tipo de arte se basa en el afán, la experiencia y la voluntad. No creo en esa imagen de Atenea nacida ya perfectamente armada y pertrechada directamente de la mente de Zeus. Pero toda regla tiene su excepción y debía en ese momento plantearme seriamente la duda de la posibilidad de que realmente existiese la inspiración. Después de todo ese envite de palabras que se iba agolpando en mi cuaderno de bolsillo nunca se había dado, no al menos en ese excelso grado de repentino aluvión. Ups, creo que las palabras ya están volviendo cargantes y pedantes, aún queda bastante de ese impulso... ¿cholulesco? Mejor será que corte el grifo antes de que la verborrea desborde este y futuros textos que verán la luz próximamente.

Sigo creando...
Safe Creative #1008066987791

No hay comentarios: