lunes, 18 de octubre de 2010

Vacío.


Decepcionado, desilusionado, al bordo de la depresión, así es como me siento. El libro de Goleman me ha venido bien para identificar mis estados de ánimo. Me gustaría poder escudarme y excusarme con un el otoño me sienta fatal (lo cual últimamente suele ser cierto) pero no lo haré, mis sentimientos me pertenecen por completo, desde sus causas a sus últimas consecuencias.

Como me conozco he preferido cortar de raíz por lo enfermo, arrancarme todo lo que siento separando de ese modo detonador y explosivo. Me he amputado el núcleo para someterlo a una severa revisión de código, dado que el programa actual que me rige no está funcionando tan bien como debiera.

Me parece propicio, aprovechando la actual coyuntura y mientras las hojas siguen cayendo, embarcarme en una nueva (enésima) reconstrucción. No me parece mala empresa incorporar al programa nuevas creencias, métodos y actitudes, pero sin límites lógicos esta vez. Vamos, lo que viene siendo rearmarme directamente con mi yo futuro, dar tres pasos hacia adelante, saltarme los dos que siempre llevo atrasados y sea el tercero para saltarme a mi mismo, la viva imagen de mi peor enemigo.

Voy a pasar unos días en silencio, añadiendo, quitando líneas y compilando. A ver si con la nueva versión de mi mismo mis mecanismos comienzan a girar de una vez a toda velocidad.


P.S.: Hace ya varios días que pensé todo esto. Mis sentimientos ya han cambiado. No he escrito antes dado que la semana pasada fue una locura y casi nunca estaba en casa. Estaba ya a punto de compilar pero acaban de surgir unas variables inesperadas que pueden dar lugar a consecuencias imprevistas. Esperaré a la noche del lunes antes de mandarme a compilar mi nuevo núcleo.
P.S.2: El núcleo lo tengo en el vientre y no en el pecho porque sigo pensando como un oriental. Los europeos, romanticones que somos, tendemos a pensar en el corazón como núcleo. Sin embargo para los orientales el núcleo de energía está en la mitad del cuerpo, justo en su centro físico, idea la cual me parece más acertada y por ello la represento así.

No hay comentarios: