domingo, 26 de octubre de 2008

(Re)Comenzando.

Lo confieso, soy culpable, no es la primera vez que creo un blog (y no será la última). He tenido ya... unos cinco blogs, de los cuales ya solo quedan cenizas. Éste que empieza pretendo que sea muy diferente, un blog de literatura, tanto personal como de otros escritores amigos o no, aunque a todo amante de la literatura le reconoceré como amigo hasta que se demuestre lo contrario. Principalmente hablaré y publicaré poemas, pero también habrá sitio para otros géneros.

Tengo muchos detalles que dar, pero me esperan un par de amigos para tomar un café, mi vicio favorito. Os dejo con un poema de un antiguo compañero de viaje, Jesús Beades. Os dejaría con un poema mío, pero todo buen jugador sabe no enseñar sus cartas antes de tiempo, ¿o no?


Palabras del pintor Jaime Gilbert a Sofía Maldonado

Los días a tu lado fueron malos.
Fueron buenos también. Fueron de todo.
El ancho mundo sin viajar siquiera
conocí por tus manos y tus ojos,
y oscuros laberintos, y el peligro,
y la duda, y el fuego, y la derrota.
Ahora ya sin mí por fin te veo,
y vas del brazo del mejor amigo
que he tenido jamás, y te sonríes,
y nuestros años son como una niebla
que se va deshaciendo lentamente.
Ahora se han cambiado los papeles.
Pero mi amor no cambia. Tú temías
que te hiciera un retrato vengativo,
deformado y cruel, que diera miedo,
para luego enseñarlo a mucha gente.
Te equivocas. No sabes cómo late
mi corazón al verte, y cómo alza
su dolor hacia el cielo, y por ti ruega.
Temías mi venganza. Escucha esto:
porque seas feliz en esta vida,
porque encuentres la dicha -donde sea-,
daré toda mi sangre si hace falta.
Yo te la ofrezco aquí. Es toda tuya.

No hay comentarios: